"Evitar los problemas que debes enfrentar es evitar la vida que tienes que vivir."
Paulo Coelho

jueves, 3 de febrero de 2011

Cómo tener un blog y no morir en el intento.. :D



Te ha gustado leer siempre, devoras libros, artículos en revistas, incluso tuviste un diario alguna vez… empiezas leyendo otros blogs, incluso durante años, empiezas haciendo comentarios...a veces, demasiado largos :) y de pronto un día, te entra un gusanillo, decides abrir uno propio, aún no sabes bien ni qué vas a contar, sencillamente necesitas desahogarte, dejar escapar el humo por las orejas y terminas haciéndolo por la punta de los dedos…
 
Te maravillas de cosas a diario y quieres compartirlas, te enfadas y mientras vuelves a casa piensas en cómo vas a contarlo, te deprimes, lloras, te alegras, subes y bajas, porque en la vida es lo que hacemos y de pronto te das cuenta que una parte de tu vida está en ese blog y aunque a veces  no quieres escribir, porque en realidad no quieres contar lo que te pasa, no encuentras las palabras que contengan tu ira o tu tristeza... A veces, sencillamente, las ideas que se te ocurren te parecen ridículas y prefieres guardártelas para ti, y te das cuenta, de que casi todo lo que haces, es algo que podría terminar siendo una entrada en tu blog :)

Pero resulta que has hecho buenos amigos entre esos otros blogueros o algunos lectores  y entonces los días menos buenos, no quieres escribir pues no quieres preocuparles… y así mil vueltas que le haces dar a la peonza que llevas por cabeza. No hay forma, no eres capaz de abandonarlo mucho tiempo… siempre hay un comentario que quieres responder, un blog amigo que echas de menos porque te hace reír, otro te hace pensar, otro te hace sentir pasiones olvidadas, otro te enseña algo nuevo cada día, otro… en fin, si es que hay para todo, para cada momento y estado de humor y ahí estás tú, algunos días, perdida en ti misma y sin encontrarte. Te hace bien entrar, reorganizarlo y redecorarlo, mover cosas aquí y allá, añadir otros blogs, añadir cosas que son importantes para ti, ya sea una canción, una imagen, una frase y lo cuidas, lo mimas, como mismo cuidas tu casa, porque tu blog, también es casa para tu mente, para tu corazón.

Te sientas delante de la imponente entrada en blanco y empiezan a asomar tímidamente las primeras palabras. En principio, tienes claro que no quieres aburrir ni entristecer, no quieres hacerle perder el tiempo a nadie, ése tan valioso y que todos tenemos tan poco, pero todo es empezar y te vas soltando, te vas creciendo y creyendo que puedes seguir y que sí tienes cosas que decir que a otros le puedan interesar y te sorprendes, porque quizás, ésa, termina siendo esa entrada que nunca pensaste que tendría tantos comentarios, que levantaría pasiones, que haría derramar alguna lágrima, que te traería nuevos lectores, que te mostraría la empatía ajena y que te enseñaría que da igual lo que escribas a alguien le puede parecer interesante o entretenido leerlo…y eso, sencillamente, te hace feliz. Te sientes más hermosa, más lista, más poderosa, más valiente, más... la persona que en realidad crees y aspiras a ser. Y todo porque has descubierto que le importas a mucha gente. Está claro, que lo que más vale es el cariño, sea como sea que te lo demuestren.

En cualquier caso, tener un blog es agotador porque cuesta mucho encontrar los primeros lectores y que vuelvan. A veces te visitan y la primera impresión no es la mejor, pues no es tu día más inspirado, ni el día que tratas un tema que les interesa y no leen más allá de la última entrada…. Cuesta que te comenten, porque a veces apetece leer y no comentar, es así, yo lo hago muchas veces también y sin comentarios, para mí, un blog está muerto. A su vez, cuesta seguir a otros blogs, especialmente los más prolíficos y a veces la lista se hace muy larga y no tenemos el tiempo que quisiéramos para dedicarnos a leer y te sientes una traidora cuando no puedes con todos a la vez. Poco a poco, vas reduciendo la cantidad de blogs que lees y no porque no te gusten, sino porque sencillamente no se puede más. Por mucho que organicemos nuestro tiempo, el día sigue teniendo 24 horas.

El blog se convierte en una pasión, de la que quieres hacer partícipe a tu familia, a tus amigos y terminas hablando de él como si fuera un hijo. ¿Quiénes de los aquí presentes no habéis involucrado a familia y amigos en vuestras historias o les habéis invitado más de una vez a leeros? Admitidlo, es inevitable. Esto engancha y de qué manera…

Lo más importante de todo, es hacer ese rincón muy tuyo, no importa si desvarías, si no siempre escribes las más bellas poesías, si a veces eres más crudo que un sashimi o más ácido que un limón, si otras veces destilas más colores que un arcoíris precisamente porque acaba de irse la lluvia en tu vida, si eres la alegría personalizada en chistes absurdos o si eres un personaje ficticio que te has inventado porque no te soportas a ti mismo. Da igual, este es un lugar maravilloso donde todo cabe, desde el respeto. Y al final, el cariño se nota y por eso, muchas gracias a todos aquellos que comentan en los blogs, esos que nos leen a hurtadillas pero sus dedos se mantienen en silencio. Gracias a los que nos enlazan para que nuestras pequeñas locuras diarias lleguen a más ojos y más oídos. Gracias una vez más, por la compañía.

Sé que tengo una suerte inmensa y que no tengo muchísimos lectores, pero los que tengo son muy buenos. Me encanta escandalizar a los grandes escritores que me leen, con mis palabros, mis poemas sin rima, mi prosa insufrible y terrible, ese sentido del humor extraño e incoherente que me gasto, mis chistes frikis, mi música a ratos incomprendida…y torturar con esta entrada... :) en resumen, yo y mis circunstancias.

Me gusta mucho ésta, que ya considero una habitación más de mi casa y que realmente se ha vuelto una parte imprescindible en mi vida. Espero poder seguir aquí mucho tiempo, manteniéndolo vivo a pesar de mis constantes ausencias. La vida a veces no me da tregua y me agota. Ser optimista es una práctica constante, una batalla diaria contra los rincones más oscuros de mis pensamientos, en especial cuando las cosas no me salen cómo esperaba, pero si la vida piensa que tengo alguna intención de rendirme, es que aún no sabe con quién se las está viendo.

¿Sabes tú acaso con quién te las estás viendo? Con una bloguera, claro :) Apártate, miedo, que te blogueo :)))

Besos que huelen a viernes.

49 comentarios:

  1. Todo en la justa medida. Yo, hace tiempo que tengo un tope en cuanto a dedicación del blog, cuando llego a él, desconecto, me da igual.

    Con respecto a los comentarios, como bien dices, son la salsa que no puede faltar. Yo leo algunos blogs, y los comento, y los creadores de ellos pueden pasar semanas para que me dejen un comentario; si me gusta su lectura, si me atrapa, o me aporta algo nuevo, no tengo ningún problema, ahora, si descubro que sólo comenta por hacer un favor, al ser un lector habitual, para mi deja de ser interesante en el acto.

    ¡Un abrazo!

    Miguel

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bien has descrito el enganche este tan difícil de explicar al que no lo tiene! Durante un tiempo convertí mi vida en una serie continuada de entradas de blog, y me agobié. Ahora intento que mi mundo virtual no ocupe tanto tiempo, pero es que ME GUSTA.
    Un besazo gigantesco, siempre que escribas yo estaré detrás.

    ResponderEliminar
  3. Voy a conocerlo...

    ¡Gracias por darlo a conocer!

    Miguel

    ResponderEliminar
  4. "m´as dejao" sin palabras... jajajaja.
    Siii, sí que eres rara, haces poemas sin rimas, tienes un sentido del humor un tanto extraño y tus chistes son de un friki!!!, pero aún así, aquí tengo unos dedos que quieren decirte...
    "no nos abandones!!!"
    Estoy encantada de poder entrar en una habitación de tu casa...
    Un biquiño!!

    ResponderEliminar
  5. Es cierto todo eso que dices yo también lo he pensado más de una vez.
    Pero he llegado a la conclusión de que hay que escribir lo que te sale, sin pensar en si va a gustar o no, o si va a preocupar a alguien o qué van a pensar.
    A mí no me nadie de los que me leen y eso me da una libertad increible.

    Rienda suelta, que no te corte nada para ecribir, a veces las entradas más insopechadas acaban siendo las más leidas o las más comentadas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. *Miguel, efectivamente, esto es un constante aprendizaje como todo en la vida y llega un momento en que te agobias un poco, pero luego aprendes a respirar y darte tus tiempos porque sabes que los que te aprecian y les gusta lo que escribes, vuelven porque sí. No practico el ong-reading :) como decía nuestro amigo X hace tiempo, leo y comento lo que me apetece y desde luego, lo que sí no soporto, son los que van de blog en blog, poniendo el mismo comentario exactamente para captar seguidores, eso sí me revienta :))) Gracias por pasarte por aquí y por tu sentido del humor único :) Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Vir, es que engancha :))) pero claro que también tengo el facebook y otros enganches varios, pero realmente con el blog, tengo una relación de amor :)) profundo y sistemático. El mundo virtual tiene que tener su justa medida y desde luego, nunca superar el mundo real. Besos.

    ResponderEliminar
  8. claudia, el tema de no querer bajarle los ánimos a nadie es porque en los días malos, a veces aflora, una parte de ti que no sientes tan agradable a la vista, o porque sabes que otros están teniendo problemas en realidad mucho más serios que los tuyos, pero sí, tengo muchas de esas entradas en que soy yo, de la forma más cruda y no ha importado, al contrario, les ha encantado y al que no, :) pues ajo y agua :))) Besos.

    ResponderEliminar
  9. Loli :))) Vale, Lola :)) Gracias, por pasarte por aquí y dejarme esos ánimos envueltos en risas. Tú, con ese comentario, llamándome rara, me has hecho muy feliz, pues me encanta destacar en color verde fosforescente de entre todos los demás frikis :)) Besos.

    ResponderEliminar
  10. Lisset, cielo... Todo todito todo lo que explicas es REAL como la vida misma. Ya no puedes prescindir de él. Quisieras entrar y comentar en muchas ventanas y no te alcanza el tiempo. Notas que lo tienes un poco abandonado y abres la entrada...EN BLANCO y dices:"¿Qué digo...qué escribo?" Y sí. Al final te dicen..."¿Puedes parar ya de hablar de blogs?" "Mamá...eres una frikie..." Y piensas ¿Cómo es posible que no se apasionen con lo apasionante que es conocer a alguien sin haber cruzado dos palabras ni haber visto el careto de la persona que comenta? Porque es, como diría Driver, Magia Blanca.

    ¿Que no tienes seguidores? Lis...que me deprimo. Llevo años y tengo la mitad que tú.

    Me ha encantado este post. Lo has explicado tan bien que estoy segura de que muchos se sentirán identificados con lo que relatas en este post.

    Un beso enorme como tu cuore...

    ResponderEliminar
  11. Es que engancha, y mucho. Me ha encantado la parte final, cuando te diriges al MIEDO... jajajaja

    Muy buena apreciación.

    ResponderEliminar
  12. Fantásticas cada una de tus palabras.

    Muchos besos, algunos blogueros y otros no. Pero besos al fin.

    ResponderEliminar
  13. sunsi, sí que es apasionante y sí, se conocen personas maravillosas. Supongo que porque las palabras van delante, hablando por ellas, desde dentro y no juzgas un rostro. No ves el rostro cansado, o las lágrimas que caen por sus mejillas cuando escribes, no sé, o sí lo sé... es magia, como dice Driver. Se siente la fuerza con la que se ha tecleado una entrada, se sienten las alegrías como si fueran propias y a veces te ríes sola delante de la pantalla y sienta tan bien :) Sí tengo seguidores, pero comparada con otros, muy pocos y al principio me preocupaba pero luego aprendí que mejor pocos y en buena compañía, que muchos que no me lean o aprecien lo que aquí lean. No todo lo que uno escribe puede gustar y no, no se puede gustar a todos y eso, también está bien :) Besos enormes sunsi con olor a fresas.

    ResponderEliminar
  14. CreatiBea, al miedo hay que hablarle directamente y mirarle fijamente a los ojos, que a veces no se entera :)) Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Juanma, tú eres punto y aparte :) Besos, de los que quieras. Recibo los tuyos y te regalo de los míos a miles.

    ResponderEliminar
  16. Cariñet! cómo te entiendo! lo has dicho tan bien que si pudiera pondría mi rúbrica al lado de tu nombre. Choca esos cinco! Besos

    ResponderEliminar
  17. Ayy... Lisset ¡¡me ha encantado esta entrada!!!!!! Y qué de verdades has dicho!! Es cierto que no importa la cantidad, sino la calidad.... A mi hay gente que me dice “pero tíaaaa si has pasado los 400 seguidores” y yo digo “¿y?” me gustan mucho los comentarios, la unión, el lazo, el apego, la complicidad, la confianza que poco a poco se va teniendo... eso es lo que valoro y lo que más me gusta de este “mundillo”... Y tengo muchos menos comentarios que seguidores, pero lo que me empuja a preparar una entrada, a dedicar tiempo a ésto son los comentarios que me hacen y que me “llegan”... Hay una cosa que me ha pasado, y es que en cierta medida me siento “vetada”. Me explico. Efectivamente he hecho partícipe del blog a amigos, a mi marido (de familia a nadie más) y en ocasiones si he hecho una entrada un poco “así”.. ya me suena el telf. “heyyy qué te pasa??”.. y a ver lo agradezco, pero no me pasa nada.. simplemente pues ese día estoy plof y me apetece desahogarme contándolo en el blog... o quizá he discutido con mi marido... y no puedo explayarme como me gustaría, porque claro, él me lee... en fin.. en ese sentido si que siento que estoy un poco “censurada”, pero vamos.... lo combato dando un par de gritos y ya está!!!!

    Y Lisset sigue... sigue mucho mucho tiempo. A mi si me hubieran dicho que iba a hacer dos años por esos lares, diría “amos andaaaaaaaaaaaaaa” y aquí estamos, y tan a gustito!!!

    Un besazo!!!!

    ResponderEliminar
  18. Marta, querida, hacía 12 años que nadie me llamaba cariñet! desde que ya no vivo en Valencia, ay que buenos recuerdos me has traído encerrados en una palabrita.. :) Choco esos cinco encantada porque además, los tuyos están siempre a la moda :) aunque hoy no lleven tantos colores :)) petonets :**

    ResponderEliminar
  19. alma, me has leído la mente. Si hay alguien que admiro en este tema de los blogs es a ti, porque no sé cómo lo haces, para sacar entradas casi a diario, para pasar por tantos blogs, para estar ahí casi siempre con buen ánimo y has entendido perfectamente lo que quiero decir cuando a veces no quiero escribir, quiero pero no puedo y hay cosas que finalmente me guardo para mí :) Estoy por abrir otro nuevo :) totalmente anónima y así volver a empezar como ha hecho alguna que otra amiga. Enhorabuena por tus dos años en esto, yo hice mi primer año el 6 de diciembre pero no lo celebré :))) Si es que no puede ser, no le hago ni fiestas de cumpleaños a mi niño bonito jajaja. Besazo!

    ResponderEliminar
  20. Yo abrí uno, un blog anónimo totalmente y sólo para mi, pero si te soy sincera está abandonado en un “rincón”.. El tiempo ya no me da más de sí...
    A veces entro y escribo en plan teletipo unas frases y ya está, pero creo que lo terminaré cerrando, porque mi intención era que fuera como “mi diario”, pero es que no se asemeja el pobre a ná...

    + bss!!
    (me ha encantado la anécdota que me has contado.. jajajaja...)

    ResponderEliminar
  21. alma, sí, a mi madre seguro que le hizo mucha gracia, aún me lo recuerda de vez en cuando :))) por eso no la olvido. Es que el blog necesita cariño, le vas a tener que escribir más :)) Házle unas letritas anda :), generosa! :D + bss

    ResponderEliminar
  22. Yo si no tengo blog lo echo de menos, y si lo tengo, paso muchas horas pensando qué es lo que podría escribir... es verdad que hace que nos volvamos locos!!

    ResponderEliminar
  23. Extrema, ni con él ni sin él, bah, nunca sin él :))) blogadicción :)))

    ResponderEliminar
  24. Querida Lisset... ¡¡¡has descrito a la perfección lo mismo que siento por mi-mis blog's!!! De hecho, tengo dos, porque tengo dos inquietudes: mi profesión y todo lo demás.
    Blogadicción, tal y como muy bien expresas. Besos miles

    ResponderEliminar
  25. Hola Lola, yo también tengo más de uno y de dos :)) Varios profesionales y un par personales y realmente, sí, es una adicción más :) pero de momento no están tan mal vista, como la que le tengo a los pasteles :))) Voy a tener que empezar a poner vuestros nombres en la firma de la entrada :))) Besos.

    ResponderEliminar
  26. Dios, dices de mí, pero tienes un don para la prosa que reconforta, llena y te hace ver lo que explicas de una manera sorprendente. A mí no me pareces nada de lo que te autoindicas, más bien te clasifico como uno de los seres más maravillosos que existen en la tierra. Lástima que vivas tan lejos (o que mi economía esté tan mermada).
    Me has tocado la fibra sensible lo indecible con un apartado de tu entrada. Sabes de sobra cual es y no voy a darte más pistas que la soledad o vacio de mi blog lo intento suplir con las gallardas letras que mi mente inventa. Sé que soy de dificil ingestión y lo más cruel es que escribo según el estado del ánimo, y hace mucho tiempo que éste está por los bajos fondos vagando en busca de escala que mitigue su reiterado susurro a ras de suelo. Lo dicho, eres grande y lo demuestras con cada entrada. Vaya de corazón, un fuerte abrazo y un beso con sabor a orquideas.

    ResponderEliminar
  27. ¿Quién podría haberlo dicho mejor que tú?, cada palabra, cada intención estaban en mi mente y tú lo has expresado tal cual.
    Gracias Lisset, que no nos falten ni tus entradas y, si puede ser, ni tus comentarios.
    Un abrazo y dile a Clara que sus dibujos son estupendos.

    ResponderEliminar
  28. Lisset, que te leo casi todos los días..
    Lo has explicado muy bien, así es. ¡Yo empecé guardando*** como si de un cajón se tratase. El cajón se ha convertido en caja de sorpresas, repleto de buena gente, de ideas nobles, ideales grandes, preocupaciones diarias y cotidianas! La mejor sorpresa de mi vida, encontrar humanos en blogger. ¡Bonito! Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  29. Vaya vaya, Lisset! como das en el clavo y como comparto todo lo que dices, me vas a animar a hacer una autoreflexión bloggueril que nacerá de todo lo que he aprendido con este asunto, y todo lo que he experimentado bloggueando. Recuerdo casi perfectamente el día que entré por primera vez en el cuadernos y notas... y como esperaba que se publicara mi comentario (grrr), y luego tu contestación...y te confieso que fue algo emocionante, pues aún arriesgando a dar un tropezón me encontré con alguien como tú...y eso es ya sabes...¡como los Viernes!

    Bloguear no sólo es escribir, reflexionar, insertar canciones, historias, chistes... sino que contrastar todo eso con tus "compis" y constatar el cariño que recibes cuando vienen a visitarte. Ahora bien, comprendo lo difícil que es estar a por todas y al gusto de todos...pero cuando crees que lo consigues es como un auténtico "eso"...

    ...y se ha de ser bloguero para comprender que es "eso".

    :*** (esto también me gusta)

    ResponderEliminar
  30. Por cierto, alucinante y un placer para los sentidos ir leyendo tu entrada mientras escuchaba tu voz susurrrante leyendo tus propias palabras. Gracias por existir. Eres necesaria en este mundo tan gris y frío, das calor y color.

    ResponderEliminar
  31. Perfectamente definido... ahí estamos, diseccionando nuestra vida y el mundo que la rodea.

    Siempre ha sido un placer leerte. No nos faltes nunca.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. creo q todo el q escribe un blog se siente identificado con esta entrada.

    yo empece.. en abril ac 3 años, pero no he escrito durante los 3 años ni muxo menos, habido periodos de 6 o incluso mas meses sin ni si kiera abrirlo, para mi es una via d escape y en ningun momento pense q tuviera seguidores o q alguien se podria molestar en comentar mis entradas xq solo cuento mi vida y.. ¿a kien podria interesarle?

    si nadie me leyera seguiria escribiendo, si nadie conmentara, seguiria contando lo q me pasa.. para mi eso no es algo indispensable xq yo escribo xq lo necesito, xq necesito explotar x algun lado.. aunq es cierto q la alegria q se siente al ver q la gnt se interesa x ti, se preocupa, t lee... no tiene precio.

    Yo siempre t leo, creo q al ser mayor q yo puedo aprender muxo d ti y eso me gusta, me encanta tu blog, un bso :)

    ResponderEliminar
  33. Polonius, muchísimas gracias por ver en mí, más allá de la que siempre escribe obviedades, yo me veo así. Siempre me da la sensación de que lo que digo ya lo sabe todo el mundo pero yo lo repito, por si acaso a alguien se le olvida :) No quería tocarte la fibra sensible, amigo mío, pero a veces sucede cuando escribimos, ya lo sabes. A mí me la tocas con algunas cosas que escribes tú, hay que aguantarse. Escribimos lo que sentimos, así que si te sientes mal, si andas por ahí por el averno, pues es lo que te sale, por eso suplico que pronto vuelvas a enamorarte para que regrese esa poesía tuya tan vibrante y llena de pasión con la que nos deleitabas hace unos meses. El amor te guía de una forma increíble a la hora de manchar folios. Gracias por escuchar mi voz, creo que eres el único que se ha fijado :)) Un fuerte abrazo y beso de propina. Ya nos veremos un día, cuando tú quieras y puedas, que ahora todos tenemos la economía más o menos igual de mermada :)

    ResponderEliminar
  34. amiga tortu, gracias por fijarte en los dibujos de Clara. Es mi artista favorita y son los únicos cuadros que decoran mi casa, así que literalmente, mi blog se parece a mi casa :))) Muchos besos y gracias.

    ResponderEliminar
  35. Monty, ¡Que sorpresa! :) Así que entras a hurtadillas por aquí... pues nada, entra, siéntate, quítate los zapatos, ponte una mantita y quédate a gusto. Y tanto que hay humanos por aquí.. y además, maravillosos. Menudas sorpresas que me llevo con algunos. No hay más que ver por ejemplo, al Hada ana, o a la filósofa sunsi o a la familia de la olla o Don Diego, o la princesa del, a la Loli de los bikiños, a tantos y tantos y que además hablamos todos, seamos de donde seamos, el mismo idioma, el de las letras, el blogueril. Besos y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  36. tomae, sí, el encontrar nuevos compis y cómplices de esta aventura que es tener un blog, es un "eso" especial. Cuando vienen los compis de visita y nos echamos unas risas o intentamos resolver los problemas del mundo con nuestras quejas y comentarios, es un subidón maravilloso y terminas encontrando almas parecidas, que aunque a veces están lejos, ya ves, algunas se van conociendo si la geografía lo permite y otros temas varios. Todo llega, y espero un viernes de estos, como hoy, poder sentarme contigo y muchos otros a divagar, pero delante de una taza de café o un algo fresquito. :*** P.D. Esperando tu reflexión blogueril :)))

    ResponderEliminar
  37. ana, que no me faltes tú... :** besos.

    ResponderEliminar
  38. Hola Nieves, yo también escribo para mí, pero no todo lo que escribo para mí, lo publico. Escribo muchísimo pero hay cosas que no quiero hacer públicas pues creo que siempre hay una parcela privada que quiero conservar. Cuando escribo aquí en mi blog, estoy deseando ver qué opinan los demás, si se ríen, si lo han sentido, si le ven sentido a lo que digo, si me equivoco y podría hacer otra cosa... He aprendido muchísimo de otras personas que han pasado por lo mismo y aunque en ese momento creía que era imposible hacer lo que me decían, con el tiempo descubrí que tenían razón. Cuesta aprender desde la experiencia ajena, hay cosas que sencillamente nos tienen que dar con el palo en la cabeza y aún así, nos cuesta despertar y abrir bien los ojos pues quizás, es una realidad que no queremos ver, porque no nos gusta, porque es dura...porque queremos otra. Total, que me has llamado mayor y eso sí no te lo perdono :)))))))) ajajjaja. Se siente verdadera alegría cuando te leen y te comentan sí :) aunque a veces no te guste lo que te comentan, es fantástico importarle a alguien, llegar a algún corazón y tocarlo en la distancia. Gracias por leerme, me hace mucha ilusión que estés ahí. Un fuerte abrazo y beso de propina para el camino (fin de semana por delante)

    ResponderEliminar
  39. Lisset, ser bloguera es facil, creas un blog y ya está. Pero cada uno crea el blog con algun interés, unos inventan historias, otros cuenan su vida, otros lo toman como un diario,... tu blog es como tu deseas, transmites lo que en ese momento sientes, y hoy en dia la gente está carente de expresar lo que siente. Es cierto que a veces no escribes por no expresar esa tristeza o ese malestar que tienes, por no preocupar a nadie, pero el que realmente quiera seguirte sabe esperar, sabe comprender y aunque el no esté bien intentará escribirte esas palabras aunque solo sea para que sepas que hay alguien más al otro lado de tu ordenador. Seamos humanos y cultivemos esos valores no esritos que se están perdiendo tanto hoy en dia... cuando uno quiere la diestancia no existe y el tiempo no es excusa. Siempre está ahi. Yo no te conozco personalmente, no soy familiar tuyo, pero cuando escribo en mi blog, ocuando leo el tuyo, sé que estás ahi. Gracias liseet.

    ResponderEliminar
  40. Sin palabras Lisset, totalmente en lo cierto en absolutamente de todo.
    Y más darte las gracias a tí por darnos la oportunidad de leerte ;)
    Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar
  41. Al final se trata, creo, de ser sincero contigo mismo; sin pensar si gusta o no lo que pones en tu blog. Cada día lo hago más para mi, en el mío.
    Los comentarios le dan sentido, según mi parecer.
    De todas formas lo que no debe ser nunca es una carga, todo con moderación y justa medida.
    El tuyo es uno de en los que más agusto me encuentro cuando leo y añoro cuando tardas en publicar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  42. Solo una pequeña apostilla: el tiempo sólo lo pierde la gente ociosa que no sabe qué hacer con él; el resto lo que hacemos es invertirlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  43. Buena puntualización, Juan Carlos. Gracias por invertir un poco del tuyo en este rincón. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Totalmente de acuerdo en cómo has expresado el enganche que supone el blogear: tanto leer blogs como hacer tus propias entradas y ver qué resultado/emociones producen... es fascinante! Pero la dedicación, trabajo, ilusión, energía y muchas más cosas que conlleva a veces hace que no se pueda hacer una entrada diaria, o bien ni una semanal! ja,ja,ja
    Pero ahí estamos, leyendo aquellos que valen la pena, comentando cuando nos apetece y dando un abrazo virtual cuando se necesita.
    Por cierto, Yo y mis circunstancias, qué gran grupo!!
    Un beso,

    ResponderEliminar
  45. Así es, meloenvuelve...estamos cuando podemos y también cuando se necesita, a veces no podemos hacer más. :) Tú y tus circunstancias, también un gran grupo :))) Besos con sabor a jazz.

    ResponderEliminar
  46. Poco quedará que decir con tanto comentario, pero bueno, que has expresado de forma excepcional lo que significa tener un sitio donde desahogarse.
    Yo, en mi caso, estoy muy contento de tomar la decisión de tener un blog, no me importa que solo lo lean tres o cuatro personas, no importa, lo que importa, es que estaba intentando superar la pérdida de un amigo que se quitó la vida, y no sabía como hacerlo, que ha sido el blog, por casualidad lo empecé, lo que me ha distraido.
    Yo no sabría expresar lo que significa un blog como tu lo has hecho, muchas gracias, por poner en palabras lo que yo no puedo.

    ResponderEliminar
  47. Hola Rubén, todos empezamos los blogs por razones distintas, pero te puedo decir que a todos nos sirve un poco de terapia, es así. Mi primera entrada precisamente, era echando humor literalmente y soltando por la boca sapos y culebras :) quizás sí, hemos descubierto un psicólogo barato y que siempre nos escucha, nuestra propia conciencia derramada en forma de letras. Un abrazo y gracias por pasarte por aquí.

    ResponderEliminar
  48. En muchas de las cosas que cuentas me siento identificada, en otras no tanto. No obstante, haces una muy buena descripción de lo que supone tener un blog, de estar, en definitiva, insertado en la blogosfera.

    En los últimos tiempos, he logrado que el blog deje de estar presente en mis pensamientos y en mis conversaciones. No me parecía sano. Al fin y al cabo, esto es sólo una parte de la vida, aunque aquí nos dejemos mucho, pero, aun así, es sólo una parte. Hoy por hoy no tengo pensado dejar el blog, pero en un futuro me gustaría prescindir de él.

    Por cierto, no sabía que te leyeran grandes escritores. Si lo hacen es porque encuentran algo en tus palabras que no ven en otros sitios. Tu prosa, en mi humilde opinión, no es ni insufrible ni terrible; a mí me gusta.

    ResponderEliminar
  49. Zambu, claro que me leen grandes escritores, por ejemplo, lo haces tú :) Espero que pronto podamos leerte en algo más que en tu blog y que nos lo cuentes, que ya sé que eres muy reservada para esas cosas. Supongo que prescindirás de él cuando no tengas tiempo para atenderlo, pero mira, el blog es algo muy dinámico y que mantiene en forma. Paulo Coelho que es uno de mis escritores favoritos, sigue manteniendo el suyo, a veces no escribe las mejores cosas del mundo pero por ahí va soltando los lastres diarios y siempre se aprende algo. Además de mantenerse en contacto con sus lectores. No lo dejes, sienta bien. Besos.

    ResponderEliminar

Atrévete, libérate, cuéntame...¿Y tú qué crees? ;)