"Evitar los problemas que debes enfrentar es evitar la vida que tienes que vivir."
Paulo Coelho

martes, 29 de junio de 2010

Inapelable

Lo voy comprobando día a día, nadie se muere por amor, tenían razón, todos aquellos que me lo decían, el sol sigue saliendo cada mañana, el hambre finalmente se apodera de mi cuerpo y termino, sucumbiendo a los alimentos que me suplica. 

Mis párpados se quejan, resentidos de tanto llorar, pero aun así se abren y siguen mirando lo que les rodea, la garganta sigue doliendo de los gritos que ahogo cada día y de los gritos que no consigo callar cuando estoy a solas y doy conciertos de ópera sin público y sin aplausos. 

La rutina sigue adelante, no entiende de la necesidad de soledad, ni de distancia, ni de que ahora llevarla a cabo, es un esfuerzo inmenso que me cuesta la vida. No entiende de plazos, su ejecución diaria es su única meta, por encima de mí, por encima de mi tristeza. En cada acto, un nuevo pensamiento, me distrae por un rato, hasta que nuevamente pierdo la mirada en el infinito de su inapelable ausencia... 

 Algo de pronto me arranca una sonrisa y me siento culpable de haberla sentido, sí, de haber sentido un breve instante de alegría y me pregunto si un día, volverá ella a mí, sin reservas... sin miedo, sin cobardía. 

Es cierto, nadie se muere de amor, lo estoy comprobando...se sigue con vida, que es... peor.

40 comentarios:

  1. !! ¿ la vida sin amor es vida,,?

    ResponderEliminar
  2. Nadie muere de amor...es cierto, y además nadie muere por sonreir!!!!
    Hazlo sin sentirte culpable!

    ResponderEliminar
  3. Absolutamente de acuerdo: nadie muere por amor. Sería un error.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. He dicho, se sigue con vida, que es peor...

    ResponderEliminar
  5. Buscate otro amor.

    Uno que te haga sonreir.

    ResponderEliminar
  6. No se muere, pero tampoco se vive; se sobrevive

    :*

    ResponderEliminar
  7. Yo no sé si se puede morir de amor pero sí que se puede vivir de amor. Yo lo hago.

    ResponderEliminar
  8. Te aseguro que vivir no es peor ni por asomo y se de lo que hablo. El amor en el fondo no es más que una mezcla de sensaciones físicas y químicas que nos crea la dependencia que nosotros queramos atribuirle. Sé de sobra que uno puede codepender y mucho de la otra persona y que muchas veces esa dependencia nos ha llegado incluso a anular por completo las falcutades psíquicas, pero si lo piensas bien, la vida es un cúmulo de experiencias y el alma se ve recompensada por cada vivencia que le vamos suministrando. No seas tan negativa y ábrete a un mundo de nuevas sensaciones, pues seguro que te lo mereces.

    ResponderEliminar
  9. Impactante entrada, Lisset. Y siete palabras finales dignas de un buen microrrelato. Ya sólo te falta anteponerles unos cientos de palabras debidamente ordenadas que sean de verdad ficción, ¡et voilà!, obtendrás una sonrisa de las que no duelen. Por cierto, no conozco a Jorge, el de más arriba, pero tiene razón.

    Besos animosos

    ResponderEliminar
  10. Yo lo de los conciertos de ópera no lo he practicado, lo que sí que he hecho es tirar pechugas de pollo contra las paredes hasta desmenuzarlas. En fin... Tu última frase es genial. Sé que sale del dolor, pero a mí me ha regalado una sonrisa. Besos, Lis.

    ResponderEliminar
  11. No es peor. Nunca es tarde para morir de amor, en todo caso. Así que mejor seguir vivo aunque sea para poder empezar a hacerlo. :-)

    ResponderEliminar
  12. Eso mismo decia yo hace unos años ... Cuando me divorcie mi vida se apago , no habia LUZ todo era negro ... Vivia , pero en mi interior estaba muerta .... Porque mi vida giraba al rededor de EL

    Mucha gente me dijo lo que te dijo a Ti y yo seguia en mi mundo sin color , Hoy mi vida tiene colores y la Luz de nuevo me alumbra ya no vivo en la oscuridad , hoy me doy cuenta que NO se muere por amor , la vida sigue

    Te dejo un abrazo fuerte , pido de verdad que pronto muy pronto te des cuenta que a pesar de lo doloroso que pueda ser la VIDA, vale la pena Vivirla

    Un beso
    333

    ResponderEliminar
  13. me ha encantado tu espacio!! me planto por aki si no te importa
    Nadie se muerre por amor...pero uno desearia estar muerto, es sufrido esa sensación ......

    BESOS GRANDES y GRACIAS por pasar por el bulevar!!

    ResponderEliminar
  14. Danygirl, tienes razón, tampoco voy a morirme por sonreír... :) ahí te va una pequeñita..

    ResponderEliminar
  15. jorge, tengo otro amor que me hace sonreír... de hecho, tengo dos que lo hacen, simplemente, son diferentes...

    ResponderEliminar
  16. sami, eso mismo, supervivencia...porque no queda otra...

    ResponderEliminar
  17. Leticia, me alegro mucho y lo sé, espero que nunca se marche de tu lado.

    ResponderEliminar
  18. Polonio, el amor, es efectivamente como cualquier otra adicción y cuesta dejarlas en general. El síndrome de abstinencia por la falta de suministro puede ser realmente demoledor y sí, se puede superar cualquier adicción... y a veces no. Las sensaciones nuevas, llegarán, quiera yo o no y habrá que intentar en la medida de lo posible, disfrutarlas cuando lleguen. Gracias.

    ResponderEliminar
  19. Tato, quiero una de esas, una de esas sonrisas que no duelen, cuando lleguen, te enviaré una. Gracias por los besos y el piropo a esta triste entrada.

    ResponderEliminar
  20. Zambullida, lo de las pechugas de pollo no lo he probado, lo consideraré pero con otras partes del pollo... me alegra que te haya gustado la frase y te haya arrancado una sonrisa, las mías llegarán también... Besos.

    ResponderEliminar
  21. X, aquí seguimos, la muerte llegará inevitablemente, espero que no por esto por mucho que a ratos me llame y me diga cosas bonitas para que la quiera...

    ResponderEliminar
  22. Patricia, gracias por tus palabras, desde la experiencia, pero precisamente por ello, sabes que el duelo he de pasarlo y superarlo. Espero sea pronto. Claro que la vida vale la pena vivirla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Mónica, eso mismo, uno no se muere, pero lo desearía... gracias a ti por pasarte por aquí. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  24. Sonrie, sonrie y sonrie.. que eso no te haga sentir culpable NUNCA.

    Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  25. Gracias alma, besos mil a repartir por la geografía de tu rostro.

    ResponderEliminar
  26. Yo, lo que puedo constatar por experiencia propia, es sólo una cosa; que sin amigos (o cuando están muy lejos, demasiado) es muy difícil vivir. Casi imposible. Sin familia, la cosa también es complicada. Muyyy complicada. Pero sin pareja... vamos, sin pareja se puede vivir perfectamente y muy bien... todo es ponerse a caminar...

    ... que luego las cosas se andan. Ya lo creo que se andan. Y se andarán. Y todo pasa. Y nada queda. Que lo nuestro es pasar... pasar haciendo camino... uys... que me despisto...

    ... Así es el camino. Sorprendente.

    Ahora no lo ves... pero lo verás.

    Creo que se le da demasiada importancia al amor-pareja, y no porque piense que no la tiene... ¡¡¡ que la tiene, y mucha!!!, pero hay algún que otro pilar fundamental de la mísma valía o más. Y por mucho que durante un tiempo se tambalee el amor-pareja, la persona, se sostiene. Y firmemente. Los amigos para eso están.
    ;)


    No se puede vivir sin amor... pero sin pareja estable... SÍ. Se vive. Rotundamente.


    Así que comienza a dar esos primeros pasos, aunque nieve... y camina!!!
    Yo te acompaño... y éste... y ésa... y la gente que permanece a tu vera... ahí al ladito.


    Un abrazo intenso.

    ResponderEliminar
  27. La ausencia se impone como una tirana implacable y, además, sesga nuestros recuerdos tiñéndolos con un barniz de subjetividad e idealizando al ausente. Yo mismo escrribí un cuento sobre este mismo tema ( http://relatosjcg.blogspot.com/2009/05/como-erigir-un-altar-en-una-nevera.html )

    Pero llegará el día en que recuerdes este instante con una sonrisa condescendiente; tan sólo tienes que dejar que pase este día, y otro...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. ana, camino y además bien acompañada, como te cuento, la rutina no tiene piedad conmigo y otros dependen de mi así que me levanto quiera o no :) Me quedo con tu abrazo intenso, que es lo que más necesito. Gracias.

    ResponderEliminar
  29. Gracias, Juan Carlos, sé que el tiempo enfría muchas cosas, entre ellos los sentimientos de pérdida, sencillamente, el "durante" se convierte en una lucha diaria entre los verdaderos deseos que tienes de abandonarte por entero a la tristeza y las ganas de sobrevivir para ver otro dia. Todo pasa, como el proverbio persa que dice que "No hay día que deje de convertirse en ayer". Voy a leer tu magnífica entrada ahora mismo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Quizá nadie muera de amor, pero sí se muere de tristeza, de una tristeza que tiene su causa y origen en el amor. El mundo es inmutable a nuestras penas, y la vida al final siempre se abre paso. El instinto de supervivencia es muy fuerte, más fuerte que nuestra voluntad.

    Un fuerte abrazo, Lisset.

    ResponderEliminar
  31. Óscar, amigo, efectivamente, el mundo es inmutable a nuestras penas y sigue girando a pesar de nosotros y sigue habiendo un nuevo amanecer aún cuando esa luz, lejos de ser esperanzadora, nos deja ciegos. Me duele el instinto de supervivencia... en realidad..quisiera que fuera posible morir de amor...porque así me siento yo. Un fuerte abrazo y gracias por reaparecer.

    ResponderEliminar
  32. "Copio y pego de sami" Se sobrevive.


    **Hablando conmigo misma, hablando de las historias que faltan y también de las historias vividas. Han pasado años, y años pasé estando a oscuras. No había día que no llorase, no había día que no gritase, no había día que para mi brillase el sol. Mi sonrisa, mi miraba, perdida entre la multitud, mirando a un horizonte pensando, algún cambiaría?
    No podía más, mi vida se estaba consumiendo entre mentiras, falsas apariencias, entre gente que no entendía que no me comprendía, entre violaciones de personalidad, entre miradas de asco y de repugnancia. Iba por la calle, si alguien pasaba ni me importaba que me rozase.
    Vivía a oscuras, mi amor llevaba tiempo alejado de mi cuerpo, mi corazónn latía dentro por no tener algo mejor que hacer.
    Algo cambió, mi vida totalmente cambió. Ahora no hay nubes, me costó sangre, sudo y muchísimas, demasiada lágrimas y ahora estoy más viva de lo que podía llegar a imaginar.


    **Por más que se intente evitar sobrevivirás, no te queda otra, ese sol se pondrá y también por las tardes se irá dejando llegar de nuevo la noche. Noche y oscuridad como puedes estar viviendo. Pero no puedes dejar de respirar por casualidad ni sin querer.
    Se pasa mal, se pasa realmente mal vivir sin amor, sin esperanza y sin ninguna ilusión ni sueño de futuro... Pero lo peor de todo es que se sigue adelante para seguir darnos cuenta que no cambiará al menos que no se busque...

    (Creo que se ha ido mucho de lo que puede ser tu razon/motivo por el cual estés así, pero al menos así te haces una mínima idea de cómo estaba yo en mi mundo de tormentas, lluvias y fracasos continuos.)
    Mil besos preciosa.

    ResponderEliminar
  33. No lo dudes... Lo mejor es seguir vivo, aunque se pase un tiempo de dolor.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  34. kymy, me hago una idea de cómo estabas por ese escrito, me alegra saber que todo eso quedó detrás. Lo que yo paso en estos momentos también pasará, lo sé, simplemente da tristeza dejar atrás ciertas cosas, ciertas personas, ciertos momentos de la vida. Besos, preciosa. :**

    ResponderEliminar
  35. Alegre opinador, la vida sin duda es la mejor opción aunque no se desee vivirla en ciertos momentos. Besos.

    ResponderEliminar
  36. Hola bebedora compulsiva de coca-cola light...

    lo que más me ha gustado del post, es aquello de sentirte culpable si algo arranca una sonrisa...

    Pérdoname mi comentario si no seporquebieneacuento...

    ...pero me ha gustado eso, lo de sufrir, lo de llorar, sudar sangre y todo. Para mí una situación así es hermosamente brutal, desesperación al rojo vivo...me encanta, no quiero renunciar al dolor, quiero vivir ese dolor con agonía con tristeza con melancolía...¡que nadie aparte al dolor de un corazón enamorado! ni nadie, ni nada ni elmalditotiempoque lo curatodo...

    Porque mientras revolco mi corazón en el barro, y me recreeo en lo que fue y nunca volverá, aunque duela, sigo oyendo como palpita, como está allí...cualquier atisbo de alegría o dequenosequehistoria que curará sus heridas, me suenan a traición, traición a lo que fue o traicion a mi corazón...y si traiciono no fue amor, fue locura.

    ...revolcar el corazón en el barro es hermoso, pero mancha...es barro.

    ...para situaciones de de despecho popongo esta canción...pocas veces gusta, pero de ella he oído que es tan triste como bella...

    http://www.youtube.com/watch?v=XD5gR1put38

    Feliz Domingo! chicacocacola, lo dicho...perdona este atrevimiento. ;)

    ResponderEliminar
  37. tomae, nada de atrevimiento, pones en tus palabras mis sentimientos. Yo siento que es una traición que el tiempo lo cure todo, por eso digo en otro comentario, que en realidad, me duele el instinto de supervivencia porque yo siento que sí es posible morir de amor. Me duele la rutina que inevitablemente nos roba tiempo para recrearnos en ese dolor hasta que dejamos de sentirlo. Y todos, como nos quieren, se esfuerzan en que dejemos de sentirlo cuanto antes pues ven cómo nos destruye poco a poco, pero yo no lo siento así. Yo necesito escuchar las canciones que me traen todos los recuerdos, con la esperanza de que dejen de llenarme el corazón y los ojos de lágrimas. Gracias por la canción, efectivamente, aunque sabemos que se ha acabado, nos aferramos...y realmente nunca empezó... Besos y gracias también por la visita.

    ResponderEliminar

Atrévete, libérate, cuéntame...¿Y tú qué crees? ;)